jueves, 23 de febrero de 2017

Los vinos de Zuccardi: de la innovación a la acción

Por Marina La Forgia

Si “pienso” en los vinos de Zuccardi, una única palabra se me viene a la cabeza: Innovacion. Esta bodega mendocina 100% de gerencia familiar es una de las que ofrece una de las mayores ofertas de productos, de todas las gamas y para todos los gustos. Y si tengo la ocasión de degustarlos, tal como he podido gracias a participar de un evento para la prensa, otra única palabra me surge para describirlos: Originales. Son vinos que HAY que conocer y degustar en su más amplia variedad, porque expresan mucho de la identidad argentina y de todo su potencial.
Aquí en Quebec, fue con su hiper vendido Fuzion que dieron el puntapié inicial en este mercado. El éxito inesperado de este vino de corte de entrada de gama no los ha hecho “dormirse en los laureles”, sino todo lo contrario. Impulsados con convicción por su agente representante, Elixirs, la bodega se ha propuesto conquistar al consumidor quebequense con lo que mejor saben hacer: vinos argentinos representativos y al mismo tiempo diferentes de la región del Valle de Uco, un terruño único en el mundo.  Una amena degustación con la presencia de Jose “Pepe” Zuccardi nos permitió adentrarnos en el mundo de sus mejores vinos. En lo personal, fue una nueva ocasión de “viajar con los sentidos” y recordar porqué extraño tantas veces mi tierra de origen…

Muy poco se conoce aquí en Quebec sobre el Valle de Uco y la particularidad de sus suelos áridos, pedregosos y aluvionales. Es una región vinícola de ensueño gracias al aporte imponente de los Andes. En el caso de los vinos de Zuccardi, este don de la naturaleza sumado al deseo de perfeccionismo de la nueva generación liderada por el hijo de José, Sebastián, hacen del suelo del valle de Uco una tierra a descubrir en cada mínimo detalle y así encontrar su máxima expresión.  Gualtallary, Vista Flores, La Consulta, Altamira son hoy algunas de las apelaciones más específicas de la zona y cuna de varios de los vinos que la bodega quiere mostrarle al mundo, como los que  ha presentado aquí en Montreal.
Hace ya varios años que Zuccardi innova con variedades desconocidas para la viticultura argentina, y hoy esa innovación se ha extendido en todos los ámbitos, llegando hasta los procesos de elaboración. Han decidido remplazar los tanques de acero inoxidable por lo que para la bodega son la mejor opción: tanques de cemento puro, sin ningún revestimiento, y así darle a los caldos nuevas e interesantes particularidades.   

El video de la creación de la nueva bodega Piedra Infinita:



La ocasión de su presentación en Montreal fue propicia también para hacernos conocer sus aceites de oliva, disponibles actualmente en el mercado de Quebec. La oferta se compone de tres variedades diferentes: Arauco, Changlot y Frantoio. A mi entender, las tres opciones son diferentes y deliciosas, pero cuentan con un punto en común: un gusto netamente herbáceo y un final de agradable picor muy característicos de los olivares mendocinos.
¡Una degustación completa que ha despertados todos mis sentidos! 


De los vinos catados, estos son mis 5 favoritos:

Zuccardi Serie A Chardonnay-Viognier 2015
Precio SAQ: $15,05
Un vino blanco de corte fresco y delicado con una proporción 85%/15% respectivamente. En líneas generales, me ha gustado porque tanto en nariz como en boca predominan las notas frutadas del Chardonnay que se funden con la sedosidad del Viognier, dándole al vino una elegancia que se destaca. Con un precio accesible, es un vino blanco que expresa la frescura del terruño de manera muy versátil. ¡No se le puede pedir más!

Zuccardi Q Chardonnay 2015
Precio SAQ: $21,00
Un típico y claro chardonnay de Mendoza, que tan poco se conoce por estas tierras. Un vino paradoxalmente untuoso y muy fresco. Las notas de durazno, pera y manzana son bien notorias y en boca ofrecen una dulzura tenue y delicada. La acidez de este blanco es refrescante y un carácter mineral lo vuelve muy particular.

Vida Organica Cabernet Sauvignon 2015
Precio SAQ: 15,75$
Un vino biológico accesible a todos los bolsillos. Un tinto de cuerpo medio con agradables notas especiadas y de frutos rojos maduros tanto en nariz como en boca. Honestamente, un cabernet con estas características de elaboración BIO del valle de Uco es un producto bastante atípico que les invito a descubrir. Simple y original.

Zuccardi Concreto 2015
Disponible en Importacion Privada a $45,21
Es mi preferido, debo confesarlo. Su nombre expresa perfectamente su identidad: un 100% Malbec elaborado y criado en tanques de “concreto” (cemento). Un vino sublime, que nos regala en nariz aromas de ciruela, violetas y grosellas. En boca, esa expresividad es también generosa, con un final muy envolvente y contundente. Un Malbec con todas las letras, mineral e intensamente corpulento, ¡como el concreto!


Zucccardi Emma 2014
Disponible en Importacion Privada a $41,25

Porque la Bonarda es una de mis variedades favoritas, y porque creo que en la Argentina tiene mucho potencial para elaborar vinos de calidad, el Emma de Zuccardi es un vino que quiero destacar. Un tinto que sale de lo típicamente conocido, un 100% Bonarda de gran personalidad. En nariz, desborda de aromas de frutos rojos frescos, con algunas notas de vainilla y caramelo muy sutiles y envolventes. En boca, es ligeramente especiado, muy frutado y de gran cuerpo. Un vino que tiene aún un potencial de guarda. 


lunes, 20 de febrero de 2017

Donnafugata: color, pasión y grandes vinos sicilianos

Por Marina La Forgia

Los vinos de Donnafugata no pasan desapercibidos. Su estética cuidada y colorida, sumada a una calidad constante y sostenida en el tiempo los han convertido en un “clásico” para el mercado quebequense. Univins, visionaria y prestigiosa agencia que los representa actualmente, ha decidido impulsar aun a un nivel más alto a estos grandes sicilianos, con una completa degustación para la prensa de sus vinos más emblemáticos.
Hace ya algún tiempo que personalmente me intereso por los vinos procedentes de islas donde el aporte volcánico hace de esas tierras y suelos lugares únicos para el cultivo de las vides. Haber asistido a esta degustación fue entonces una magnífica ocasión para seguir aprendiendo sobre este tipo de terruños, pero sobre todo para comprobar cuan grandiosos siguen siendo los vinos de Donnafugata. Esta bodega de puro carácter familiar es propiedad de los Rallo, viticultores innovadores y pioneros en producir excelentes vinos en Sicilia. Sus viñedos y bodegas se distribuyen entre Marsala, Contessa Entellina y la pequeñita y única isla de Pantelleria. Toda esta región vinícola está envuelta en la magia del volcán Etna, el cual aporta ese carácter tan particular a los vinos.
Presentados aquí en Montreal por el propio Antonio Rallo, visionario enólogo y hoy también referente del vino italiano en el mundo (es presidente de la AOC Sicilia y de la Unione Italiana Vini), pudimos degustar en su presencia toda esta esencia siciliana con vinos muy bien logrados y con unas etiquetas que enamoran.

Aquí, mis preferidos:
Anthilia 2015 Sicilia DOC Precio SAQ: $ 17,45
Un blanco fresco y seductor elaborado mayoritariamente con uva Catarratto. Es un vino interesante a descubrir. En nariz es netamente frutal con notas de damasco y pera. En boca tiene un final acaramelado y refrescante al mismo tiempo. Una acidez y un toque mineral sutiles pero que le dan un carácter muy particular.


Sherazade 2015 Sicilia DOC Precio SAQ: $ 19,95
Un Nero d’Avola clásico siciliano. En nariz desborda de notas de fruta roja, ciruelas, menta y tabaco. En boca es redondo, intenso, envolvente. La variedad Nero d’Avola es de carácter delicado la cual, bien trabajada como en este caso, da vinos muy elegantes.

Estos dos primeros vinos son de un estilo pensado por la bodega como para disfrutar, jóvenes y desestructurados. Pero la degustación incluyó también 3 verticales de sus vinos más emblemáticos: Tancredi (2006-2008-2012), Mille e Una Note (1995-2008-2011) y Ben Rye (2008-2011-2014).

De la primera cata vertical destaco el 2006. Un vino con una magnifica evolución, y aun mucho para ofrecer. La línea Tancredi es una serie de grandes vinos de carácter mediterráneo, elaborados con variedades locales e internacionales. El Tancredi 2006 es un blend de Cabernet Sauvignon y Nero d’Avola desbordante mismo 11 años después…
En la SAQ se encuentra disponible la cosecha 2012 a $ 32,50 que es también un corte de las mismas dos variedades.

El Mille e Una Note 1995 es un verdadero elixir, esos inolvidables. Con una evolución impecable, es un vino que nos regala notas de fruta madura muy agradables, una acidez aun refrescante y un final untuoso y contundente. En Quebec está únicamente disponible la cosecha 2011 ($79,50), que a mi entender es igual de prometedora. Estamos aquí frente a una colección de vinos iconos de la bodega, la más pura excelencia italiana.

Tal es el caso también de los Ben Rye, procedentes de Pantelleria, isla de terruño único, de carácter ventoso y cuna de los mejores vinos dulces (passito) elaborados con la Zibibbo (Moscatel de Alejandría). Las 3 cosecha degustadas ofrecen las características esperadas en estos vinos de postre, pero es particularmente la 2014 la que ha cautivado mi paladar: un elixir de frutas blancas en pasas: kinoto, durazno, damasco y dátiles. Un delicioso vino con un final dulce, delicado y elegante. Un producto a degustar y descubrir, ¡sin lugar a dudas! Disponible la 2014 en la SAQ a $ 33,50.













lunes, 13 de febrero de 2017

Alta Alella: una experiencia enoturística imposible de olvidar…

Por Marina La Forgia

Uno de los momentos más especiales de mi viaje a Cataluña fue la visita a Alta Alella, la bodega más cercana a Barcelona, lugar mágico donde pude respirar uno de los aires más puros, observar con deleite los más bellos paisajes y finalmente catar una buena cantidad de sus vinos fabulosos elaborados bajo el concepto de agricultura ecológica. 

Apenas llegando a la bodega, en la cima de Alella, pintoresco pueblo catalán, podemos ver la magnitud de este proyecto familiar encabezado por Josep Maria Pujol-Busquets. Ubicadas a solo 2 kilómetros del mar mediterráneo, las viñas se distribuyen estratégicamente por laderas y terrazas. El suelo es de sauló, la característica principal de los vinos de Alta Alella: un suelo árido acido, poca materia orgánica y baja retención de agua. La vista de los viñedos con sus diferentes variedades es imponente.
Reflejar las características del terruño es el principal objetivo de sus propietarios.  Por eso su dedicación a elaborar vinos especiales, únicos, naturales y bien cuidados. La variedad de etiquetas que ofrecen al mercado (hay una de ellas que está presente aquí en Quebec) responde a dos denominaciones de origen: DO Alella y DO Cava. Espumosos o tranquilos, son vinos que no pasan desapercibidos y que vale la pena descubrir. Los cavas reposan y crecen en las cavas entre 15 y 60 meses. 
Algunos blancos tranquilos salen al mercado frescos e irreverentes. Otros, maduran con sabiduría. Quizás sea gracias al suelo donde las uvas crecen, quizás sea su clima mediterráneo, quizás sea la dedicación y pasión de su enólogo…Pues más allá de las posibles causas que conviertan a estos vinos en vinos diferentes, todos me han parecido bien logrados, elegantes y especiales.

Aquí las notas de cata de mis favoritos:

PB 2016
Elaborado con la variedad Pansa Blanca (la xarel.lo en el resto de la región catalana) este es un vino blanco que me ha encantado por sus aromas florales y frutales muy frescos y jóvenes. Es ese carácter descontracturado con agradables notas de pera, almendra y limón el que me ha cautivado. Un vino neto y abordable para descubrir la verdadera y más pura esencia de esta variedad en este terroir.

Lanius 2014
Un vino también elaborado con la Pansa Blanca pero ya de una forma más untuosa y elegante, con una crianza de 6 meses en botella. En nariz, las frutas cítricas son notorias, a las que se suman notas de miel, vainilla y caramelo. En boca, es un vino con estructura y envolvente. Aún conserva una frescura típica que puede traducirse de su carácter siempre mineral.

La colección de los pájaros

Cada etiqueta lleva el nombre de un pájaro que sobrevuela la zona, son vinos orgánicos delicados y muy perfumados. Es su colección de vinos “naturales”.

Bruant 2014
Primer cava elaborado sin sulfuroso es un 100% Pansa Blanca procedente de lo que denominamos agricultura ecológica. El vino ha reposado sobre lías entre 9 y 21 meses antes de salir al mercado y no tiene agregado de licor de expedición. Es entonces un vino muy delicado, fresco y frutal. En boca, seducen sus notas de almendras y miel muy sutiles. Un espumante diferente, ecológico, transparente…

Capsigrani 2015
Este cava proviene de la variedad Pansa Rosada, lo que le confiere un color tenue entre grisáceo y rosado por demás atractivo. Elaborado de la misma manera que el Bruant, es un espumante de burbuja fina y elegante con notas de fruta cítrica y flores en nariz muy refrescantes. En boca, los frutos secos también son perceptibles, sin dejar de mencionar la mineralidad característica de este terruño. Su carácter orgánico lo hace aún más representativo de las particularidades de este suelo tan particular.

Los cavas de Alta Alella y su cuidada estética: ¡botellas únicas!

Laieta Gran Reserva 2013
Ya frente a una gama superior, el Laieta Gran Reserva es un cava Brut de gran personalidad. Un blend de las mejores parcelas de Chardonnay, Pinot Noir y Pansa Blanca único y muy delicado. De burbuja muy fina, nos deja en el paladar una sensación de untuosidad aterciopelada muy agradable. Envejecido 30 meses en botella es un cava elaborado bajo el método tradicional de la más alta calidad.

Opus Evolutium Gran Reserva 2012
Nuevamente las mejores uvas ecológicas de Chardonnay, Pansa Blanca y Pinot Noir son escogidas para elaborar este cava. Antes del ensamblaje, la Chardonnay hace su fermentación en barrica lo que le aporta al vino sus notas mantecosas y de frutos secos. Es un cava que en boca es envolvente, untuoso y muy delicado. Con un mínimo de 36 meses de crianza en las cavas, el Opus Evolutium Gran Reserva no es ni más ni menos que la “evolución” favorable de la obra de esta bodega: otro cava sublime.

Y a los postres, un vino tinto dulce muy particular…

Dolc Mataro 2013
Mataro es ni más ni menos que la variedad Monastrell. Para este vino la uva se cosecha en la sobre maduración, pero sin llegar a la pasificación de la uva. De ahí su carácter de vino dulce. Una verdadera delicia que disfrutamos al final de la visita, como broche de oro de una experiencia enoturística plena de sentidos. 

Alta Alella, ofreciendo una de las mejores experiencias en enoturismo, me permito considerarla una visita obligada al pasear por estas tierras catalanas. Agradezco a su equipo, Georgia, Mauri, Laura y Valérie, por haberme permitido recorrerla junto a mi familia y haber degustado sus mejores vinos en un ambiente de ensueño. ¡Hasta una próxima visita!