jueves, 11 de mayo de 2017

Un syrah premium finalizado en barricas de Whisky...y a la conquista de Quebec!

Jacob’s Creek Double Barrel Shiraz
Barossa Valley – Australia
Precio SAQ: $ 21,25

Jacob’s Creek es una de las bodegas australianas más queridas por el público canadiense. Sus vinos, básicamente Syrah mono varietales, cautivan a los paladares locales por su explosión generosa de sabores y aromas que representan el savoir faire y el terruño australiano. Pero, sin lugar a dudas, lo que más gusta también de esta bodega es su carácter innovador, su búsqueda continua de elaborar vinos excepcionales que al momento de ser degustados nos ofrezcan el placer y el disfrute que estamos buscando. Jacob’s Creek intenta siempre ofrecer ese plus tan necesario para reconocer a una marca sobre cualquiera de las otras. 

Hace tiempo que conozco sus vinos, sus syrah más jóvenes y sus maduros, sus vinos con o sin barrica, pero siempre con un sello que los identifica.  Y por primera vez tuve la ocasión de participar a una agradable degustación en compañía de su Brand Ambassador para descubrir su nuevo producto estrella: el Syrah Doble Barrica con un paso final en barricas de whisky escocés, recientemente lanzado al mercado de Quebec.

Con las mejores uvas procedentes del valle de Barossa, el Double Barrel es un vino interesante que les invito a descubrir. Una primera maduración en roble durante 18 meses le otorga ya las notas propias de la barrica, y luego un final de tres meses en barricas usadas de whisky, lo convierten en un vino totalmente diferente. Si bien no tiene ningún contacto directo con la bebida espirituosa, el hecho de haber reposado en barricas de scotch le ha aportado un sinfín de aromas característicos de la malta o cebada, especias, tabaco y notas ahumadas. ¡Huele a whisky! En boca, se sienten notas de coco, de fruta roja cocida, de caramelo y de canela. Complejo y a la vez aterciopelado, es un vino de textura especial que no pasa desapercibido y con un sabor muy particular.

Durante la degustación de prensa, tuve la oportunidad de catar el mismo vino Syrah antes de su paso por la barrica de whisky y eso me ayudó a identificar todo el aporte positivo de este toque final. El resultado, ¡un vino único, intenso, untuoso y, sobre todo, delicioso!

Marina La Forgia





No hay comentarios:

Publicar un comentario