miércoles, 3 de mayo de 2017

Ibizkus: un paseo por los vinos de la tierra de Ibiza

Por Marina La Forgia

En unas recientes vacaciones en la paradisíaca isla de Ibiza tuve la ocasión de visitar la bodega Ibizkus y degustar in situ sus interesantes vinos. A imagen de la belleza natural de este rinconcito en el mundo, los vinos de Ibizkus atraen por la cuidada estética de sus botellas y por ser vinos de sabor y aromas particulares, de los pocos que se elaboran bajo la denominación vinos de la tierra Ibiza.
La aventura de producir vinos para los propietarios de Ibizkus es reciente, desde el 2007, y desde entonces se han propuesto ofrecer al mercado local e internacional únicamente vinos de alto nivel elaborados con uvas cultivadas localmente, todas proceden de diferentes localidades de la isla. Agradezco la amabilidad con la que me recibieron. ¡Fue una enriquecedora y única experiencia!
La línea de vinos se compone de 4 etiquetas, y aquí mis notas de degustación:

Ibizkus Blanco
Un aromático y delicado vino de corte de 75% Macabeo y Malvasía Ibicenca, con un 25% de Parellada y Chardonnay, es un vino que en nariz nos recuerda las frutas tropicales maduras con algunas notas también carbónicas y minerales. En boca es también de carácter frutado, pero también con algunos matices salinos y ahumados que le dan un sabor muy particular. Un vino que es fresco, sin dudas, pero también con una untuosidad agradable y persistente.

Ibikus Rosado
Considerado su vino emblema, el más solicitado y vendido, este rosado elaborado a base de Monastrell, Syrah y Tempranillo es una delicia para todos los sentidos. Con un color y embalaje atractivos, en nariz predominan las notas florales como la roza y el jazmín. Esa delicadeza se percibe también en boca, es muy elegante, suave y netamente perfumado y floral. Ideal como vino de verano, para disfrutar sobre todo en las playas ibicencas, pero también en nuestras terrazas acompañados de amigos y buena música. Un rosado de alta gama elegante y seductor.

Ibizkus Tinto
Un 100% Monastrell de carácter quizás un poco rustico, pero interesante. No aparecen las notas frutales sino las minerales en primer lugar y eso lo hace un tinto particular. En boca es también netamente mineral, de cuerpo medio, equilibrado y con un sabor amaderado hacia el final aportado por su paso por barrica.

La Savia Divina
Un bivarietal de Monastrell y Syrah en proporciones iguales, La Savia Divina, según sus hacedores, “intenta recrear el vino como se hacía generaciones atrás”: no pasa ni por filtros ni por barricas. Tiene una decantación natural luego de reposar durante meses antes de ser embotellado. Me han impactado sus notas minerales ya desde la nariz, en boca es de sabor muy particular y concentrado. Para poder apreciarlo en su total plenitud, fue necesario airearlo durante unos minutos y así aparecieron sus notas florales y de fruta roja fresca. Podría decir que este es su vino más artesanal.


¿La buena noticia? Los vinos Savia Divina, Ibizkus Tinto e Ibizkus blanco pueden ser adquiridos aquí en Quebec, en importación privada, gracias a Passion Gourmet. (http://passiongourmet.ca)




No hay comentarios:

Publicar un comentario