lunes, 15 de mayo de 2017

Errazuriz Aconcagua Costa Chardonnay y Pinot Noir: la novedosa apelación que comienza a dar que hablar


 ¿Alguna vez escucharon hablar de la apelación Aconcagua Costa? Es Viña Errazuriz, bodega chilena de gran prestigio en el mercado canadiense, quizas la pionera en poner en el mapa mundial esta región geográfica única para el cultivo de las vides.  Gracias también al savoir faire de su enólogo Francisco Baettig, esta nueva zona costera, que se suma a la clásica Aconcagua de la cordillera, se convierte en un terruño especial que da una nueva identidad a los vinos chilenos. Es como si encontráramos en esa región chilena todo lo que caracteriza al terruño del viejo mundo en el nuevo mundo: menos exuberancia, más fineza y elegancia.  
De esta apelación, hoy les presento el Chardonnay y el Pinot Noir. Dos vinos distintos, frescos, muy delicados, vinos que muestran una faceta novedosa del vino chileno y que afortunadamente están disponibles desde hace unos días en el mercado de Quebec.

Errazuriz Chardonnay 2015
Aconcagua Costa – Chile
Precio SAQ: $22,95
Con un perfume envolvente de aromas florales y cítricos es ya desde la nariz un vino muy elegante y sugerente. En boca, me ha gustado por su carácter seco, su acidez vibrante, su sabor frutado y generoso. No es en absoluto un Chardonnay típico, pues el Aconcagua Costa nos ofrece notas cítricas y salinas muy particulares y en final es muy sutil y refrescante. A mi entender, el terruño hace toda una diferencia. Un vino de gran fineza, a descubrir absolutamente…

Errazuriz Pinot Noir 2016
Aconcagua Costa – Chile
Precio SAQ: $ 24,95
De un estilo que nos recuerda ligeramente a los Pinot Noir de la Borgoña, el Aconcagua Costa de Errazuriz despliega todas las características de la tipicidad de manera delicada y sutil. En nariz, son evidentes las notas de fruta roja como la frambuesa o la fresa, pero también despliega aromas ahumados, mentolados y de frutos secos.  De gran frescura y acidez, es un vino con estructura y cuerpo necesarios para acompañar platos especiados, pastas rellenas y salteados de ave.

Mucho se habla hoy en día sobre la mineralidad en los vinos. Palabra de moda según mi opinión, yo me inclino a utilizarla para identificar una característica que remite particularmente a la materia de los suelos en los que están plantadas las viñas. Podría decir que estos dos vinos de Errazuriz son “minerales”, pero quizás sería más preciso identificarlos como frescos, vivaces, y fundamentalmente, genuinos. Son la expresión de un terruño costero novedoso para nuestros paladares, dos vinos procedentes de una de las regiones vinícolas más privilegiadas del mundo. Y que gracias a ello, son dos vinos que también comienzan a cosechar premios y reconocimientos internacionales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario