jueves, 2 de febrero de 2017

Bodegas Murviedro celebra este año su 90 Aniversario


·        La filial española del Grupo Schenk ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y celebra este año su 90 Aniversario, manteniendo siempre un equilibrio entre los sistemas modernos de vinificación y la apuesta comprometida por las variedades locales.
·        Mañana viernes, 3 de febrero, se cumplen 20 años desde que la bodega trasladó sus instalaciones a Requena

Valencia, 02 de febrero de 2017.- Bodegas Murviedro, la filial española del Grupo Schenk, cuya escritura de constitución data del 27 de agosto de 1927 celebra este año su 90 Aniversario en manos de la misma familia que la vio nacer y manteniendo los valores propios de una empresa familiar que ha sabido profesionalizarse y adaptarse a los nuevos tiempos. Por este motivo, las principales marcas de la bodega lucirán este año el logo del 90 Aniversario como homenaje.

El grupo Schenk, una de las empresas líderes del sector del vino en Europa, ha mantenido siempre una misma política de inversión permanente en todo lo que aporta valor añadido al producto final, concentrando sus esfuerzos de manera especial en la tecnología y una cuidada selección de materia prima (viñedos y uvas).
Alcanzar siempre la excelencia en calidad, servicio y gestión ha sido uno de los principales objetivos a lo largo de su trayectoria, del mismo modo que su inspiración se ha basado en crear vinos que cumpliesen con las expectativas del consumidor, en base a exhaustivos estudios de gustos y tendencias, siempre desde una perspectiva internacional. Adaptando en cada país el estudio de mercado con una clara vocación de orientación al cliente.

A lo largo de estos 90 años, ha ido creciendo en volumen de negocio, sin perder nunca de vista el requisito de la máxima calidad y reforzando, en el caso de Murviedro, las ventajas naturales de España como país productor. Parte de su éxito se debe en parte a la estrecha relación que mantiene con sus clientes y proveedores, con los que ha sabido establecer una verdadera colaboración que ha permitido optimizar el valor añadido a lo largo de la cadena de distribución.

Del mismo modo, todo el equipo de profesionales que forma parte de Bodegas Murviedro, ha sabido maximizar los recursos técnicos y humanos en favor de un vino atractivo y de calidad, atributos que los han hecho merecedores de numerosos reconocimientos situando a la bodega entre las 12 primeras bodegas de España (puesto 11) y entre las 100 primeras bodegas del mundo (puesto 61), según el ranking mundial de la Asociación Mundial de Periodistas y Escritores del Vino (WAWWJ).

El 90% de su producción va destinada a la exportación, principalmente a los mercados de Reino Unido, Suiza, Alemania, Benelux, Escandinavia y Japón, aunque cada año incrementa progresivamente su presencia en el mercado nacional.

Entre los hitos más relevantes destacan:  
1927 Fundación filial española del Grupo Schenk en España; 
1997 Establecimiento de las instalaciones de la bodega en Requena donde está actualmente; 
2002 Schenk España pasa a denominarse Murviedro

Fuente: Departamento de Prensa de la bodega

Personalmente, he tenido oportunidad de degustar algunos de sus vinos y me quedo con estos tres elegidos, productos bien diferentes que representan la identidad de Murviedro. Una identidad y diversidad que gustan al mundo entero.


Cueva de la Culpa: un tinto de gran cuerpo, estructura y personalidad. Premiado en varias ocasiones en concursos internacionales. Un blend de Bobal y Merlot disponible en la SAQ a 19,55$.

Estrella de Murviedro: un vino ligero en alcohol, frutado y burbujeante. Es ideal para aperitivo, para quienes buscan un vino suave y dulce, un valor asegurado para fiestas y celebraciones
Luna de Murviedro: me ha resultado un agradable descubrimiento. Un vino espumante elaborado a partir de la uva sauvignon blanc. Burbujas diferentes, aromas y sabores particulares de la variedad y una etiqueta muy elegante lo convierten en un vino altamente atractivo y seductor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario