miércoles, 2 de noviembre de 2016

Un encuentro privilegiado con los vinos de Viña Cobos

Montreal en un soleado día de octubre, piso 44 del edificio Ville Marie, sede del restaurant Les Enfants Terribles, una vista inmejorable y un encuentro con los vinos argentinos de Viña Cobos luego de tanto tiempo radicada en estas tierras. Esta bodega mendocina es el sueño hecho realidad del prestigioso enólogo estadounidense Paul Hobbs, quien un día se propuso hacer los mejores vinos argentinos enamorado de la tierra y de su gente. Agradezco la ocasión a su gerente de exportaciones, Francisco Cortes Lepis y a su agencia, Authentic Vins & Spiritueux. En el marco de un ameno almuerzo, pude palpar la pasión con la que trabajan en la bodega y degustar los tres vinos disponibles en el mercado de Quebec, todos de su línea Felino, que les invito sin lugar a dudas a descubrir. ¡Son de una relación calidad-precio difícil de superar!


Felino Chardonnay 2015 Viña Cobos
Mendoza (diferentes regiones)
Precio SAQ: $ 20,30


Los vinos de la línea Felino son fundamentalmente frescos, jóvenes y frutados. Este blanco es de una elegancia sublime, con aromas sutiles de jazmín, durazno, pera y algunas notas de herbáceas y minerales. En boca, su carácter delicado persiste, pero es igualmente redondo y envolvente. La fruta se siente refrescante y en final es bien equilibrado y duradero.



Felino Malbec 2014
Viña Cobos
Mendoza (diferentes regiones)
Precio $ 20,30 (disponible próximamente en importación privada)

Un claro y versátil exponente de la tipicidad, cepa emblema de la Argentina. De un color violáceo altamente seductor, este Malbec es en nariz una explosión de fruta como la frambuesa y la cereza, aunque también se sienten notas de tabaco, de canela y de ahumado. En boca, es netamente frutal, fácil de beber y con taninos bien suaves y redondos. 



 Felino Cabernet Sauvignon 2014
Viña Cobos
Mendoza (diferentes regiones)
Precio SAQ: $ 20,30

Para los hacedores de esta bodega, con Paul Hobbs a la cabeza, la próxima variedad que va a posicionar a los vinos argentinos en el mundo es la Cabernet Sauvignon. Y con este exponente de precio por demás accesible Viña Cobos busca desde ahora ganar el paladar de los consumidores locales quebequenses con un vino fabuloso. En nariz, sus aromas de frutos del bosque y especias sobresalen, dándole un carácter llamativo y envolvente. En boca, vuelven estas notas de fruta en mermelada, pero también se destacan algunas notas de sotobosque, caramelo, tabaco y cuero. Pese a estos sabores bien contundentes, el vino es elegante, ciertamente refrescante y de envolvente final. Maridarlo con un tartare de boeuf fue una excelente decisión.

En mi opinión, los vinos de Viña Cobos, mismo si estamos frente a su línea de etiquetas de entrada de gama, son un verdadero tesoro a descubrir en las góndolas de la SAQ. Vinos que logran demostrarnos que los vinos argentinos tienen un gran potencial y mucho para dar en otros segmentos y en otras variedades, más allá del emblemático Malbec.

Marina La Forgia

No hay comentarios:

Publicar un comentario