miércoles, 2 de octubre de 2013

Montreal y los vinos chilenos continúan en modo “seducción”

Por Marina La Forgia

Una nueva presentación de vinos de Chile se realizó esta semana en Montreal y hacia allí me encaminé para degustar algunos viejos conocidos y descubrir nuevas e interesantes etiquetas. Si bien el espacio era por demás reducido y desbordaba de gente, intenté abstraerme para llevar adelante mi cometido. Lo logré finalmente (y particularmente) con algunos vinos. Aquí les dejo mi selección, sabiendo que si alguna vez tienen estos vinos en sus copas, podrán entregarse con gusto a ellos,  caldos de gran personalidad que hacen honor a su particular tipicidad. Con un agregado, esta vez quise ir un poco más allá de lo que ya conocemos, el Carmenere, el Cabernet Sauvignon o el Sauvignon Blanc para que vean que hay otras muy buenas propuestas que representan la esencia de la viticultura andina.











Carmen Reserva Chardonnay 2012
Una bodega clásica del país andino con un exponente del Valle de Casablanca infalible a un precio excepcional. La ecuación es perfecta. Un vino blanco untuoso y frutado, delicado y envolvente que supo despertar mi paladar. Realmente no se puede pedir más por $ 13,25! Es una de esas botellas que siempre debemos tener enfriando en nuestra heladera, ya que es ideal para cualquier ocasión. Y hay que estar siempre preparados…












Signos de Origen Viñedos Emiliana 2011

Al fin pude dar con un vino chileno realmente original y distinto. Recomiendo fervorosamente descubrir los productos orgánicos de esta bodega chilena de altísima calidad ubicada en el valle de Casablanca. Me ha encantado este blend blanco compuesto mayoritariamente de Chardonnay (67%), con Viognier, Roussanne y Marsanne. Una combinación atípica y perfectamente lograda que da como resultado un vino frutado, intenso, elegante y estructurado. En nariz es atractivo, en boca es envolvente. Un Vino Blanco con mayúsculas y único. Los $ 22,70 que cuesta, los vale con creces.

 









Limited Edition Syrah 2010 Bodegas Pérez Cruz
Del Valle del Maipo, este Syrah me ha cautivado por su genuinidad. Nos remite a todas las notas típicas de la variedad, fundamentalmente las especias, la pimienta, el cuero y el ahumado. Si bien es muy intenso es a la vez redondo y estructurado. En boca me ha envuelto su cuerpo y su personalidad. Un vino chileno que puede hacerle sombra a los ya afianzados syrah australianos posicionados en la franja de precios que supera los 20 dólares ($24.30). Les aconsejo descubrirlo.

 










Gran Crucero Vina Siegel Limited Edition 2010
Un vino de corte hecho a base de Cabernet Sauvignon, Carmenere y Syrah de gran personalidad. Si bien su paso por barricas nuevas está presente, se funde con la fruta roja y negra intensa, el cassis y el ahumado. Una verdadera delicia en el paladar, redondo, con cuerpo, intenso y agradable. Un vino para quienes gustan de los caldos más untuosos pero al mismo tiempo aterciopelados. Es un vino redondo a un precio moderado, disponible únicamente en importación privada. ($29,75)










Ninquen 2009 de Vinia Montgras
¡Un bi-varietal excepcional! Hecho en un 60% de Syrah y 40% de Cabernet Sauvignon, este es un clásico blend chileno que gana cada vez más adeptos entre los que me incluyo. Una nariz intensa de frutos negros, chocolate y caramelo que promete y cumple, ya que en boca es un vino carnoso y envolvente. Es un vino que se disfruta mucho mejor en maridaje con carnes rojas y/o de caza y en compañía. De esos que se “mastican”. Cuesta  $ 27,45, y bien los vale.