lunes, 26 de diciembre de 2011

J. De Telmont, un champagne delicioso y cautivante

Como sucede siempre en las fiestas, imagino que en casi todas las casas para esta Navidad se han sucedido los brindis con buenos vinos y espumantes. En mi casa y en mi caso, esta nochebuena tuve la oportunidad de brindar con un Champagne supremo: el J. de Telmont Grand Vintage Millesime 2002 Brut. ¡Que delicia para una gran cosecha! Unas burbujas inquietas y constantes en la copa comenzaron a despertar mis sentidos. Luego me he dejado llevar por los aromas típicos de este tipo de vinos provenientes básicamente de la fermentación, como la manteca, sumados a ciertas notas de frutas blancas, fundamentalmente durazno y pera. En boca se me presentó amplio y untuoso. Esas burbujas divertidas me proporcionaron a su vez una sensación placentera, colmaron mis papilas, y las notas de nariz, ese bouquet de la mas alta calidad y fineza se manifestaron nuevamente con un final pleno, prolongado y por demás agradable.

El champagne es un vino único, de generación en generación los hacedores de esta bebida relacionada mayoritariamente con los nobles y jerárquicos ha llegado a ser un poco más accesible, aunque siempre su precio denota que es un vino exclusivo. Su método de elaboración tradicional y particular es el que aporta esa diferencia que los hace únicos. Acceder a uno de ellos es un placer asegurado que en lo personal les recomiendo. Esta etiqueta J. de Telmont en particular es una opción a considerar, sugerir y volver a degustar. MLF






2 comentarios:

  1. Qué buen blo! Con lo que me gusta el vino, ahora podré conocer un poco más...
    Te sigo desde ya!
    Felices fiestas!
    http://cocinaros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Se agradece enormemente el apoyo, y a disfrutar con felicidad del buen vino y la buena mesa! Carinos desde las nevadas tierras canadienses!

    ResponderEliminar