jueves, 2 de septiembre de 2010

2 de septiembre, festejo mundial on line, ¡feliz día Cabernet Sauvignon!



Qué bueno sería que todas las variedades tengan su día, pero al menos es una excelente idea que se festeje hoy el día del Cabernet Sauvignon, la cepa más internacional y con más exponentes en el mundo. Los anuncios y celebraciones son por ahora dentro de la “Social Media”, con anuncios en diferentes sitios de internet, cuentas facebook, twitter y blogs. Todos quienes somos fieles seguidores de esta variedad, o quienes producen este tipo de vino con tanta pasión y esmero podemos esta noche servirnos una copa para disfrutar de sus características, su fuerte estructura y personalidad. ¡Qué mejor ocasión que la que se nos presenta para brindar con y por esta uva!
Variedad de origen francés y que ha logrado ser uno de los vinos emblema para el Nuevo Mundo como varietal presente en todos los países productores, es gracias a la revolución californiana de la década del 60 que esta cepa de cierta rusticidad y temperamento ha demostrado ser la base y componente exclusivo de vinos de gran fineza y redondez. Para quienes deseen descubrirlo, aquí les comparto algunas notas de cata y algunos ejemplos de regiones productoras que no van a defraudar a ningún paladar…
Hay quienes lo llaman un vino muy masculino, hay quienes prefieren disfrutarlo en corte con otra variedad y hay quienes se dejan seducir por sus aromas y sabores tan presentes y marcados.
Un buen cabernet sauvignon ya nos seduce con su aspecto, de color intenso y profundo. Al acercarlo a nuestra nariz, es un bouquet fácilmente identificable de aromas de rosas y violetas, de vegetales donde predomina el ají morrón, y que se completa y acompleja con frutas rojas y negras como la frambuesa, el arándano o el casis. Al ser una cepa tan rica y estructurada, los mejores vinos los encontramos además si pasaron por madera, donde las características de notas tostadas, café y chocolate se amalgaman a la perfección y enriquecen ya una prometedora degustación. Y así, ya envueltos en la magnitud de sus aromas, nos encontramos en boca con un vino carnoso y completo, que nos muestra su magnitud y su presencia. Aun la fruta se percibe, y se suman notas más complejas como de trufas o regaliz. Una verdadera delicia para un paladar exigente y dispuesto a dejarse “avasallar” por su fuerte personalidad.
De donde quiera venir, los cabernet sauvignon de cualquier lugar del mundo serán igual de temperamentales. Recomiendo fuertemente descubrir los ejemplares que vienen del nuevo mundo como California, Chile o Argentina. Les aconsejo también reconocer su influencia en la elaboración de los mejores vinos de Burdeos, donde se utiliza para elaborar vinos de corte junto con las variedades Cabernet Franc y Merlot. Siempre quedará en evidencia que el Cabernet Sauvignon es una cepa especial, única y que encabeza con merecido renombre el reinado de las uvas tintas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario